domingo, 5 de febrero de 2012

LA INCERTIDUMBRE. EL POR QUÉ DE ESTE BLOG



El diccionario de la Real Academia Española define la incertidumbre como “falta de certidumbre”, certidumbre como “certeza” y certeza como “conocimiento seguro y claro de algo” en una primera acepción y en una segunda como “firme adhesión de la mente a algo conocible, sin temor a errar”.
         Para el Espasa la incertidumbre es lo mismo, falta de certidumbre, duda, perplejidad.
Así la incertidumbre es algo consustancial con cualquier ámbito de la vida, desde lo más importante hasta lo más cotidiano, porque ¿hay algo de lo que tengamos conocimiento seguro y claro?, no, siempre hay alguna duda por pequeña que esta sea y “sin temor a errar” es una afirmación cuanto menos temeraria.
Todo este preámbulo justifica que en este blog se pueda tratar de cualquier tema, desde las vivencias más profundas hasta una simple o complicada receta de cocina. La diferencia está en que unas incertidumbres se toleran mejor que  otras, unas son vitales y otras no, en unas está en juego tu vida y otras son situaciones cotidianas que no tienen grandes consecuencias.
Es en el grado de tolerancia, fundamentalmente de las incertidumbres vitales, donde está el sentirse mejor o peor en el camino de la vida.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada